Papá no me pegues




Papa no me pegues. Tus golpes no solo hieren mi cuerpo, golpean mi corazón, me hacen duro y rebelde, terco, torpe y agresivo. Tus golpes me hacen sentir miserable, pequeño e indigno de ti, mi héroe.

Me llenan de amargura, bloquean mi capacidad de amar, crecen mis temores y nace en mi el odio. Papi tus golpes me alejan de ti, me enseñan a mentir, cortan mi iniciativa, mi creatividad y mi alegría, no me golpees mas, soy débil e indefenso ante tu fuerza, tus golpes enlutan mi camino y sobre todo endurecen mi alma, la fuerza de tu razón es superior a la fuerza de tus golpes, si crees que no te entiendo aun, te lo prometo pronto lo are, mas poderosos que tus golpes, mas efectivos y grandiosos, son tu afecto, tus caricias, tus palabras y tus besos.

Papito tu grandeza no esta en el poder de la fuerza física, eres mucho mas cuando no necesitas de ella para guiarme, solo abrázame y permítete seguir siendo mi héroe para toda la vida.
¿ Te Gustó la Reflexion, Que Opinas ?