El Aborto




Jijiji, hola mami, mami como estas, yo, yo estoy muy bien gracias a dios hace apenas unos días me concediste en tu pancita, la verdad no te puedo explicar lo contento que estoy de saber que tu vas hacer mi mamá, jijiji, y otra cosa que también me llena mucho de orgullo es ver el amor con el que fui concedido, todo parece indicar que voy a ser el niño más feliz del mundo.

Mami, mami, ya han pasado un mes desde mi concepción y ya estoy viendo como mi cuerpecito se empieza a formar, digo, no estoy tan bonito como tu pero, con el tiempo ya verás cómo me voy a parecer a ti, yo estoy muy feliz.

Sin embargo mami, hay algo que me tiene un poquito preocupado, últimamente me eh dado cuenta que hay algo en tu cabecita que no te deja dormir, pero, pero bueno, ya se te va pasar verdad. No te apures mami yo te quiero mucho.

Mami, mami, ya pasaron dos meses y medio, y la verdad estoy muy feliz con mis nuevas manitas, míralas, mis manitas míralas, hay tengo muchas ganas ya de utilizarlas para jugar.

Mami, mamita, dime qué te pasa por qué lloras tanto por las noches, porque cuanto papi y tu se ven se gritan tanto, ya no me quieren o que.

Han pasado ya tres meses mami, y te noto muy deprimida no entiendo que pasa estoy confundido mami, hoy en la mañana fuimos con el doctor y te hizo una cita que, para mañana, no entiendo mami yo me siento muy bien te lo juro.

Mami, mami, ya es de día, hey a donde vamos, epale mami, porque estas llorando otra vez, mami no llores no va pasar nada, mami, mami, no te acuestes, mami apenas son mas dos de la tarde, es muy temprano para irse a la cama, yo no tengo nada de sueño solo quiero seguir jugando con mis nuevas manitas, epale, que es ese tubito que está en mi casita mami, apoco es un juguete nuevo, oigan por que están succionando mi casa, mami, mami, espera esa es mi manita, porque me lo están arrancando, no ven que me duele mucho, mami ayúdame mami, que no ves que todavía estoy muy chiquito y no me puedo defender, mami, mami esa es mi piernita mami me la arrancan, por favor diles que ya no sigan, te lo juro que ya me voy a portar bien y no te vuelvo a patear en las noches.

Como es posible que un ser humano me pueda hacer esto, haber cuando sea grande y fuerte, mami, mami ya no puedo más mami, mami ayúdame. Mami han pasado ya 17 años desde, desde aquel día, y aun veo como todavía te duele esa decisión que tomaste, por favor, ya no sufras, acuérdate que te quiero mucho y que aquí te estoy esperando con muchos abrazos y muchos besos, para demostrarte cuanto te amo.
¿ Te Gustó la Reflexion, Que Opinas ?